sábado, 25 de febrero de 2017

Árboles y espiritualidad ancestral


Árbol de ciruelo en flor. Foto: Worms

Los árboles y su relación con la espiritualidad


Ver el esbelto y distinguido porte de un árbol nos inspira respeto y admiración. Estos seres vivos han acompañado al hombre durante milenios y han sido testigos tanto de sus logros como sus fracasos.

Pero no es solo ello, los árboles poseen sabiduría y han acompañado históricamente ciertos logros espirituales de los hombres, ya que hay una conexión muy estrecha entre los árboles y la espiritualidad.


Algunos registros históricos nos remontan al pasado y luego nos traen al presente, viendo que los mágicos árboles -que tan poco valoramos- nos han inspirado y acompañado en los mejores momentos de iluminación.

A continuación te presentamos 4 ejemplos destacados:

Sakya Muni y la higuera sagrada



Higuera. Foto: Pixabay.com

Siddartha Gautama, también conocido como Sakya Muni, se sentó a meditar bajo una higuera sagrada, también conocida como ficus religiosa o el árbol Bodhi, y allí alcanzó el nirvana.

Según la leyenda budista, Sakya Muni se sentó debajo de este árbol durante semanas. Como empezó una terrible tormenta, desde abajo de las raíces del árbol surgió Muchilinda, el rey de los nagas (serpientes) y se enroscó alrededor de su cuerpo, aprisionándolo.

Sakya Muni finalmente superó esta interferencia, alcanzando la iluminación espiritual y convirtiéndose en un buda (‘ser iluminado’). Las enseñanzas que dejó este reconocido buda inspiraron a sus seguidores a fundar la religión budista.


Buda —lleno de gratitud hacia el árbol, después de la iluminación— se quedó ante el árbol con los ojos abiertos sin parpadear durante una semana entera.

Esta higuera se encuentra en la ciudad de Bodh Gaya, a unos 100 km de la ciudad de Patna, en el estado de Bijar (India). Actualmente hay una gran higuera situada al lado del templo Mahabodhi, llamada Sri MahaBodhi, que se considera descendiente directa del árbol Bodhi original.

Este árbol se convirtió en un sitio de peregrinación incluso durante la vida de Buda, 300 años antes de Cristo.

Baobab o Árbol de la Vida



Baobabs. Foto: Gavinevans / Wikipedia

Para los habitantes de Madagascar los baobab son árboles sagrados y no deben lastimarse.

Para estos nativos, los espíritus de los ancestros viven en ellos, cuidando a los vivos y transmitiendo mensajes de Dios. Es por eso que suelen verse ofrendas debajo de sus ramas, generalmente de ron, miel o dulces.


Su vida es extremadamente larga: la mayoría de los baobabs vive unos 5.000 años…

Su vida es extremadamente larga: la mayoría de los baobabs vive unos 5.000 años, pero en algunas zonas de África existen ejemplares de más años de antigüedad aún.

Su valor sagrado es respetado por todos los pueblos africanos. Según la tradición, solo el “sabio” puede subirse a sus ramas para recoger frutos y hojas.

Normalmente este viejo gigante de nuestro planeta puede alcanzar los 20m de altura y 12m de diámetro, y puede almacenar hasta 100.000 litros de agua en su interior, donde se conserva naturalmente limpia, ya que la contaminación de sustancias orgánicas exteriores no penetran en la corteza.

Ceiba: el árbol sagrado de los Mayas



Ceiba. Foto: Alex Wild / Wikipedia

La Ceiba es considerada como el árbol sagrado de la vida desde el tiempo de los Mayas. Ahora esta tradición sigue latente en México, Belice, Honduras, Guatemala, El Salvador y parte de Nicaragua.

Desde los tiempos precolombinos, los nativos -bajo su follaje- acostumbraban a celebrar sus ritos sagrados. En la actualidad, sus descendientes hoy la respetan como sinónimo de sabiduría y resistencia.

La Ceiba simboliza: vida, perpetuidad, grandeza, bondad, belleza, fuerza y unión. También recibe muchas ofrendas de flores, frutas, miel y hasta monedas, como el respeto a los poderes que se le atribuyen a este árbol sagrado.

Ciruelo: la dignidad y la fortaleza espiritual



Ciruelo. Foto: Pixabay.com

Cuando en el crudo y helado invierno el ciruelo florece, el pueblo chino es invadido de una sensación de felicidad y gran emotividad, pues es un indicio de que muy pronto llegará la primavera.

La flor de ciruelo es elegante, pura y encantadora; su placentera y suave fragancia llega muy lejos, impregnando todos los espacios con su dulce aroma.

La flor de ciruelo es elegante, pura y encantadora; su placentera y suave fragancia llega muy lejos, impregnando todos los espacios con su dulce aroma. En medio de la lluvia y la intensa nieve, su persistente fuerza motiva a la gente a seguir adelante y renueva las esperanzas después de un largo y duro invierno.

Algunas de las celebridades y las personalidades más virtuosas de la antigua sociedad china se compararon, por sus características similares, a la flor del ciruelo.

Algunos ejemplos: Tao Yuanming (372 – 427) fue un escritor chino que persistió en su dignidad y no se rindió ante la fama y el interés personal. Zhuge Liang (181-234) como estratega y consejero del reino de Shu mantuvo su lucidez y concretó grandes aspiraciones. Liu Yuxi (772–842) era un filosofo y poeta que mantenía al mundo entero en su mente a pesar de residir en un cuarto humilde y frío. Lu You (1125–1209) fue un oficial de gobierno que lo bajaron de rango varias veces, pero siempre mantuvo su lealtad a la nación; además como poeta, durante toda su vida amó e hizo elogios a las flores de ciruelo, considerando que estaba forjando el carácter de una ellas.

Los practicantes espirituales de Falun Dafa en la actualidad también son comparados con este árbol porque se mantienen firmes en su fe, a pesar de las grandes adversidades que atraviesan, ya que en China -el país de origen de esta disciplina de la Escuela Buda- son perseguidos y torturados hasta la muerte por el régimen comunista.

Hay más ejemplos sobre árboles especiales. No es casual que ellos formen parte de todas estas historias y que se los considere sagrados en muchos lugares, ya que sin duda son seres muy sabios y espirituales.

Además, estos habitantes destacados del planeta han sido testigos de momentos solemnes del hombre.

Asimismo, en el sentido más funcional, ellos son proveedores de sombra, hogar de varias especies de aves y purificadores del ambiente. Tienen un sinnúmero de cualidades que los resaltan, y por eso es vital cuidarlos y preservarlos en retribución a los múltiples beneficios que ellos nos procuran.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Alimentos contaminados producen millones de muertes al año


ROMA, 14 feb 2017 (IPS) - Parecería la versión moderna y sin fin de las siete plagas de Egipto: vacas locas, gripe aviar, pescado contaminado con plomo, gripe porcina y langosta del desierto, la más peligrosa de las plagas migratorias, por no mencionar a la roya agresiva, que pone en riesgo a los cultivos de trigo en tres continentes. Pero hay más.

La contaminación de alimentos, que puede ocurrir en cualquier momento de la producción o de la comercialización, enferma a una de cada 10 personas en el mundo, unas 700 millones al año, y deja a 420.000 muertas.

Las enfermedades y las pestes que afectan a plantas y animales comprometen la disponibilidad y la higiene de los alimentos a diario, además de otras varias sustancias contaminantes, subraya la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Eso ocurre en granjas, fábricas, en los hogares, en agua salada o dulce, al aire libre y en medio de bosques densos”, alerta la FAO.

Ya sea en forma de patógeno, de insectos o de sustancias tóxicas, los riesgos se propagan ahora más rápido y más lejos, lo que dificulta la implementación de respuestas efectivas y oportunas y pone en riesgo el suministro de alimentos a la población, así como la salud y los modos de subsistencia, cuando no directamente la vida, precisa la agencia.

Más de 70 por ciento de las nuevas enfermedades de los humanos son de origen animal, y corren el riesgo de convertirse en grandes problemas de salud pública, según la FAO.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la gran mayoría de las personas sufrirá una enfermedad derivada de los alimentos consumidos en su vida, lo que subraya la importancia de asegurarse de que estos no estén contaminados con bacterias, parásitos, virus, toxinas o químicos que podrían resultar peligrosos.

“Los alimentos pueden contaminarse en cualquier punto del proceso de producción, distribución y preparación. Todo el mundo en la cadena productiva, desde el productor hasta el consumidor, es responsable de garantizar que lo que comemos no cause enfermedades”, explica.

La FAO recuerda que con el mayor número de personas, plantas y animales que viajan, también se trasladan patógenos.

“Desde las plagas que amenazan las plantas y los árboles, las enfermedades que pasan de animales a humanos, los contaminantes que afectan el agua y los suelos y los cambios drásticos en la variabilidad climática, no hay límites a los riesgos sobre la cadena alimentaria”, alerta.

Además, la FAO subraya que una tercera parte de la producción global de cultivos se pierde cada año a causa de insectos o enfermedades de plantas que pueden propagarse por varios países o de un continente a otro.

Causas de las amenazas que pesan sobre la cadena alimentaria

Varios factores inciden en los peligros que acechan a la cadena alimentaria, como la agricultura intensiva, la deforestación, el sobrepastoreo y el cambio climático.

Además, los conflictos, los disturbios y el comercio globalizado aumentan la probabilidad de que aparezcan más amenazas, que se propagan de un país a otro y se vuelven devastadoras en los nuevos países infestados, añade la FAO.

“Los alimentos pueden contaminarse durante el procesamiento y la comercialización, y como es común que eso suceda en diferentes países, es cada vez más difícil identificar el punto de contaminación”, explica.

Para hacer frente al creciente número de enfermedades y de plagas transfronterizas que afectan a plantas y animales, la FAO publicó “Evitar los riesgos para la cadena alimentaria”, una serie de herramientas y métodos de prevención de emergencia.

El documento muestra cómo la prevención, las alertas tempranas, la preparación, la buena gestión de la cadena alimentaria y las buenas prácticas pueden mejorar la seguridad y la protección de la misma y así salvar vidas y modos de sustento.

“Proteger la cadena alimentaria se volvió cada vez más difícil en un mundo cada vez más interconectado y complejo”, precisó el director general adjunto de la FAO, Ren Wang.

“Por eso creemos que es importante que los sectores que participan en la producción de alimentos, el procesamiento y la comercialización analicen las actuales y las posibles amenazas y ofrezcan respuestas concertadas”, subrayó.


Foto: Agricultores revisan semillas de arroz en Sierra Leona. Crédito: FAO.


El papel de las nuevas tecnologías

El documento de la FAO sostiene que el enfoque multidisciplinario permite ofrecer respuestas de forma oportuna, el que incluye el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación para evitar y controlar las amenazas trasfronterizas, facilitando el intercambio de información.

Por ejemplo, en Malí, Uganda y Tanzania, los ganaderos usan EMA, una aplicación para recolectar en sus teléfonos inteligentes información sobre enfermedades animales registradas en el campo.

Los datos se envían en tiempo real al Sistema Mundial de Información sobre Enfermedades Animales (Empres-i), en la FAO, desde donde se comparte a escala nacional, regional y global, lo que facilita el análisis oportuno para ofrecer una rápida respuesta a las enfermedades desde sus inicios.

En Uganda, el sistema de vigilancia aumentó a más del doble en los últimos años el número de enfermedades denunciadas en el Centro Nacional de Epidemiología y Diagnóstico de Enfermedades Animales, lo que representa la alerta temprana que necesitan los productores de animales y agricultores para responder mejor a los brotes de enfermedades.

Las herramientas móviles también se desarrollaron para supervisar la roya del trigo, una enfermedad fúngica que destruye los cultivos sanos, lo que permitió a los funcionarios de extensión y a las instituciones de investigación intercambiar información de forma regular sobre su ocurrencia.

“La langosta del desierto, la plaga migratoria más peligrosa, suele poner en riesgo el suministro de alimentos en África y Asia, pues un enjambre de 40 millones de langostas es capaz de comer la misma cantidad de alimentos que 35.000 personas”, subraya la FAO.

Gracias al sistema eLocust3, se mejoró la vigilancia de la langosta, y ahora se usa en los 19 países más vulnerables a la plaga.

El Marco de Gestión de Crisis de la Cadena Alimentaria, de la FAO, publica una vez por mes una nueva hoja informativa para ayudar a los países miembro y a diversas instituciones a hacer frente a las amenazas trasfronterizas. Además, publica un boletín de alertas tempranas de forma trimestral.

La información y la interconexión están, queda por ver si los gobiernos y las grandes corporaciones de la alimentación y la agricultura reaccionan a las plagas y a otros males y cuándo.

- Traducido por Verónica Firme
_____________________________


By Baher Kamal


Farmers inspect rice seeds in Sierra Leone. Photo: FAO

ROME, Feb 11 2017 (IPS) - It may sound like an endless tale of modern seven plagues: mad cows, avian flu, led-poisoned fish, swine fever, desert locusts being the most dangerous of migratory pests, let alone new, aggressive rust threatening entire wheat crops in three continents, just to mention a few. Now it is about contaminated food that every year causes illness to 1 in 10 people around the world – or around 700 million – killing 420,000 people as a result.


The leading United Nations body in the field of food agriculture has something to say on this. And it does: food availability and food hygiene are compromised every day by diseases and pests that plague plants and animals as well as various types of contaminants.

“This happens on farms, in factories, at home, in fresh or sea water, in the open air and in the midst of dense forests,” warns the UN Food and Agriculture Organisation (FAO).

Whether in the form of pathogen, insect or contaminant, threats are now travelling faster and further, making effective and timely responses more difficult and putting people’s food supplies, their health and livelihoods, and often their lives at greater risk, it adds.

Over 70 per cent of new diseases of humans have animal origin, with the potential of becoming major public health threats, FAO adds.


On this, another UN specialised agency, the World Health Organization (WHO), has something to add: the great majority of people will experience a foodborne disease at some point in their lives.

This highlights the importance of making sure the food we eat is not contaminated with potentially harmful bacteria, parasites, viruses, toxins and chemicals, according to WHO.

“Food can become contaminated at any point during production, distribution and preparation. Everyone along the production chain, from producer to consumer, has a role to play to ensure the food we eat does not cause diseases.”

Should this not be enough, the UN food and agriculture agency reminds that with more people, plants and animals travelling internationally, there are more pathogens moving with them.

“Pests plaguing plants and trees, diseases passing from animals to humans, pollutants compromising waters and soils, climate patterns undergoing drastic change, the threats to our food supply know no borders.”

Moreover, FAO says that a third of global crop production is lost annually due to insects and plant diseases that can spread to multiple countries and through continents.

Why All This Happens

According to the specialised agency, a number of trends are contributing to this, including certain types of intensive farming, deforestation, overgrazing and climate change.

In addition, conflicts, civil unrest and globalized trade are all increasing the likelihood of threats emerging, passing to other countries and becoming devastating in these newly infected countries, it adds.

“Food can be contaminated in the processing and marketing phases, processes that often take place in different countries making it more difficult to identify the point of contamination.”

To address the rising number of trans-boundary animal and plant pests and diseases, FAO has published “Averting risks to the food chain“, a set of proven emergency prevention methods and tools. They show how prevention, early warning, preparedness, good food chain crisis management and good practices can improve food security and safety, save lives and livelihoods.

“Keeping the food chain safe is becoming increasingly complicated in an interconnected and more complex world. That’s why we believe it’s important for sectors involved in food production, processing and marketing to watch out for current and potential threats and respond to them in a concerted manner,” said FAO Assistant Director-General Ren Wang.



A man beating a bush with a stick to show desert locusts swarming near Fada, Chad. FAO toolbox shows how prevention, early warning and preparedness can help control desert locust and other trans-boundary threats. Photo: FAO

New Technologies

FAO’s toolbox showcases how a multidisciplinary approach can enable a timely response, including how the use of new communication technologies can help to prevent and control trans-boundary threats by facilitating information exchange. See some examples:

In Mali, Uganda and Tanzania, livestock farmers are using the EMA – i app to collect animal disease information from the field on their smartphones.

The data is sent in real-time to the Global Animal Disease Information System (EMPRES-i) at FAO, where it is shared at national, regional and global levels, facilitating analysis in a timely manner in order to provide a very rapid response to attack the disease at the very early stage of birth.

In Uganda, this surveillance system more than doubled the number of livestock disease reports given to the National Animal Disease Diagnostics and Epidemiology Center in recent years, giving farmers the early warning they need to better respond to disease outbreaks.

According to FAO, mobile tools have also been developed to monitor wheat rust –a fungal disease that destroys healthy wheat crops- enabling extension workers and research institutions to regularly exchange information on occurrences of the disease.

“Desert locusts, the most dangerous of migratory pests, often threaten food supplies in Africa and Asia -a swarm of 40 million locusts can eat the same amount of food as about 35,000 people. Thanks to the eLocust3 system, locust monitoring has been improved and is now used in the 19 countries most vulnerable to infestations.”

Every month the FAO Food Chain Crisis Management Framework makes available a new information sheet to support member countries and institutions in the global governance of trans-boundary threats to the food chain. And every quarter early warning bulletins on current threats are issued.

Good to know, but…. will governments and big agriculture and food chains react to this plague? And when?

martes, 7 de junio de 2016

Joven canadiense descubre antigua ciudad del pueblo Maya



Un adolescente canadiense de 15 años descubrió una antigua ciudad maya

LA CAPITAL 10/05/2016

La NASA y las agencias especiales de Canadá y Japón confirmaron la existencia de la ciudad

Un adolescente canadiense de 15 años descubrió una ciudad maya, según publicó la prensa local y reproduce la página web Infobae.

En realidad, William Gadoury hizo un increíble doble descubrimiento respecto de una de las civilizaciones más misteriosas y estudiadas por el hombre: por un lado se percató de que los mayas disponían sus poblaciones según las constelaciones y gracias a ello, halló una nueva e importante ciudad.


Según informó el diario Le Journal de Montreal, Gadoury hizo un valioso aporte a la ciencia con este descubrimiento que deslumbró a los más altos expertos de la Nasa, la Agencia espacial de Canadá y la de Japón. El descubrimiento del adolescente será publicado en los próximos días por una revista de divulgación científica.



William Gadoury

Con su idea de que esta civilización indígena instalaba sus ciudades siguiendo las estrellas, el joven comenzó su investigación. Gracias al Códice Tro-Cortesiano, Gadoury encontró 22 constelaciones mayas que colocó sobre Google Maps. Al realizarlo, se dio cuenta de que las estrellas coinciden con la ubicación de 117 ciudades de este grupo aborigen. Incluso, Gadoury percibió que los astros más brillantes coinciden con aquellos poblados más importantes.

Pero, además, el joven de Quebec se dio cuenta de que la constelación número 23 de tres estrellas no tenía su correlación en el mapa. ¿Faltaba acaso una ciudad maya? Su respuesta fue afirmativa, pero debía comprobarla. Según sus cálculos, esta población debía ubicarse, cómo no, en la península del Yucatán, en Belice.

Lejos del agua. “No comprendía por qué los mayas habían construido sus ciudades lejos de los ríos, en terrenos poco fértiles y en las montañas”, explicó Gadoury al periódico de Montreal. Y añadió: “Tenía que haber otra razón y como adoraban las estrellas se me ocurrió verificar mi hipótesis. Me vi sorprendido y entusiasmado al darme cuenta de que las estrellas más brillantes de las constelaciones correspondían a las mayores ciudades mayas”.

Para comprobar su hipótesis, el joven recurrió a las agencias espaciales. Con sus satélites pudieron comprobar que efectivamente había una nueva ciudad maya desconocida hasta hoy. “Formas geométricas, cuadradas o rectangulares aparecen en estas imágenes, formas que difícilmente pueden ser atribuidas a fenómenos naturales”, manifestó a Le Journal de Montreal Armand LaRocque, de la Universidad de Nouveau-Brunswick.

Cuando se le confirmó el hallazgo, Gadoury bautizó la nueva ciudad con el nombre maya K’AAK’ CHI’, que significa “boca de fuego”. El adolescente estuvo tres años tratando de probar su teoría y ahora espera ser parte de la expedición que confirmaría las ruinas. Pero hacer este tipo de viajes no es económico. El canadiense presentó su trabajo a dos arqueólogos mexicanos que aún no se han internado en el lugar, aunque prometieron llevarlo. “Sería la culminación de mi trabajo y el sueño de mi vida”, dijo el joven.
________________________

Joven canadiense descubre milenaria ciudad maya

El Viralero
9 de mayo de 2016


Gracias a una teoría basada en el posicionamiento de las constelaciones, un adolescente canadiense ha descubierto una nueva ciudad maya.

William Gadoury, un jovencito de apenas 15 años, residente en Saint-Jean-de-Matha dans Lanaudière, en la provincia de Quebec, ha llevado a cabo un inusual descubrimiento a partir de su conclusión de que aquellos antiguos pueblos que se desarrollaron en el territorio que hoy conocemos como México, Guatemala, Belice y Honduras, construían sus ciudades según el dibujo de las constelaciones.


William Gadoury, a la izquierda. (Foto: Maxisciences)

El descubrimiento de Gadoury, que está a punto de ser publicitado por una revista científica, ha dejado boquiabiertos a los especialistas, tanto a los de la NASA, como a los de la Agencia Espacial Canadiense y a sus homólogos japoneses.

El adolescente llegó a analizar 22 constelaciones salidas del imaginario maya y cayó en la cuenta de que si las cotejaba con un mapa fidedigno de las constelaciones establecido por la comunidad científica, la forma de aquella correspondía a la ubicación de 117 ciudades mayas construidas entre el año 2.600 antes de Nuestra Era y el año 1.000 después de Nuestra Era.

Hasta el momento de lanzar su propuesta, ningún científico había osado establecer semejante correlación entre el posicionamiento de las estrellas y la ubicación de las ciudades de nuestros antepasados.

Como si esto fuera poco, William se lanzó a analizar una vigésimo tercera constelación que contenía tres estrellas y a la cual le correspondían solo dos ciudades en el mapa, de lo cual dedujo que debe existir una ciudad en un lugar extremadamente aislado e inaccesible de la península de Yucatán, en territorio mexicano.

Poco tiempo después, un análisis a partir de fotos satelitales tomadas por agencias espaciales reveló que, en efecto, existe una pirámide y una treintena de construcciones anexas en el sitio fijado por este joven aficionado.

“Formas geométricas, como cuadrados o rectángulos aparecieron en estas imágenes; formas que difícilmente pueden ser atribuidas a fenómenos naturales”, declaró el Dr. Armand LaRocque, especialista en teledetección en la Universidad du Nouveau-Brunswick.

De manera que no solo este adolescente ingenioso habría descubierto una nueva ciudad maya, sino que se trataría de una de las más grandes.

“Cuando el Dr LaRocque me confirmó en enero pasado que se veía una pirámide y un grupo de estructuras, me pareció extraordinario”, declaró a la prensa el jovencito, quien tuvo el privilegio de concederle un nombre: K’ÀAK’ CHI’, que significa Boca de fuego.

“No entiendo por qué los mayas construyeron sus ciudades lejos de los ríos, en terrenos poco fértiles y sobre las montañas”, precisó William Gadoury. “Tiene que haber habido una razón de peso, y como ellos adoraban las estrellas, se me ocurrió verificar mi hipótesis.Cuando me di cuenta de que las estrellas más brillantes de las constelaciones correspondían a las ciudades más grandes de los mayas, me puse muy contento”, continuó.


domingo, 27 de marzo de 2016

Un oso y un lobo son fotografiados durante 10 días, una impresionante amistad



Durante 10 días un fotógrafo siguió a un Oso y un Lobo: la amistad que había entre ellos le pareció increíble....


Lassi Rautiainen, fotógrafo finlandés de 56 años, pudo capturar grandes y extraños momentos entre el comportamiento que puede surgir entre un oso y un lobo.Durante diez días este fotógrafo finlandés capturo los mejores momentos de estas dos grandes especies salvajes.

Lassi Rautiainen describe como una relación de amistad, la relación que en todo momento mantuvieron estos dos animales tan inusuales como lo son el oso y el lobo.



Para este fotógrafo las muestras de cariños que estas especies tan diferentes eran totalmente sorprendentes, magnificas e insuperables.



En su travesía el fotógrafo manifestó que hasta compartían la comida. “Eso es muy raro de ver, un oso y un lobo compartiendo el alimento y no queriéndose matar entre sí”.




También explico que tanto el lobo como el oso no se separaban para nada y que a cada momento estaban juntos. “Jugaban, se bañaban juntos y dormían cerca del uno del otro, era una amistad que no sabría describir y que que no he visto con otros animales”.



Nadie puede llegar a una conclusión clara del cómo, o el por qué, el lobo y el oso llegaron hacer tan amigos.



Existen tantas interrogantes como el saber si se criaron juntos o se unieron por sentir inseguridad por parte de cada uno de ellos.



En realidad no se sabe a ciencia cierta la verdad de esta sincera y gran amistad.



Para el fotógrafo finlandés de 56 años, Lassi Rautiainen, fue una bonita experiencia que recordara por mucho tiempo, ya que esos eventos vividos durante 10 días no son muy comunes de ver siempre y menos con dos especies de animales que son catalogados como animales tan salvajes.

Esto deja al descubierto la falsedad del pensamiento occidental sobre que la única especie pensante, con sentimientos es la del ser humano y apoya el pensamiento de las naciones originarias ancestrales de Abya Yala/Amérika y el mundo, en que todas las especies somos hermanas y por ello debe existir armonía y equilibrio entre todas las formas de vida.

-Vía Coyotitos

lunes, 30 de noviembre de 2015

Lo que se encontró en una cueva en la Maná, Ekuador



LOS HALLAZGOS DE LA CUEVA DE LA MANÁ

En 1984, un grupo de exploradores de oro encontró en las selváticas montañas de La Maná, Ecuador, un profundo túnel con un tesoro arqueológico que, de verificarse su autenticidad, se trataría de un hallazgo de grandes proporciones.

El túnel, ubicado en las coordenadas 0.95ºS 79.18W, conduce hasta una galería en la que este grupo, liderado por el ingeniero Elías Sotomayor, encontró unos 300 objetos.


Cueva de la Maná, Ecuador

Las piezas encontradas son procedencia y antiguedad desconocidas, y lo que hace a estos objetos tan particulares son los motivos en ellos grabados, la tecnología utilizada y los materiales incrustados.

Actualmente, el grupo de más de 300 artefactos de La Maná forman parte de la copiosa colección privada que posee en Ecuador Germán Villamar, quien recibió la totalidad de las mismas por parte de Sotomayor.

En cuando al lugar del hallazgo, la tradición oral cuenta la existencia una “Ciudad de Oro” en lo que actualmente es la selva ecuatoriana, llamada, precisamente “La Maná”, y justamente, la zona donde fueron hallados los objetos es de una particularidad muy especial por el hecho de encontrarse oro orgánico en el agua.
Los increíbles hallazgos

Algunos de los objetos más llamativos encontrados en la cueva son:

1. “La piedra del mapa del mundo”: una losa de piedra la cual tiene grabado un planisferio que incluye a América, Europa, partes de Asia y África, además de tres continentes hoy inexistentes de los cuales uno se ubica donde Platón identificó a la Atlántida.



Mapa

Se trata del artefacto más desconcertante del grupo. Esta piedra de 60 cm.de alto 40 de ancho y 30 de profundidad, con líneas talladas y piedras incrustadas, podría tratarse del mapa más antiguo conocido hasta la fecha, una representación global del Pleistoceno.

El mapa representaría una época en la cual el planeta presentaba una fisonomía distinta a la actual, ubicándola probablemente en una antigüedad superior a los 12.000 años. 
Se observan territorios hoy inexistentes, probablemente debido a que la Tierra no habría experimentado aún los cataclismos que aparejaron entre otras cosas la subdicción y elevación del nivel del mar, y de los que hablan varios textos antiguos.


Mapa

Los continentes actuales son distinguibles inconfundiblemente, mostrando claramente a Italia, Grecia, el Mar Muerto, el Golfo Pérsico e India. La zona costera del sureste asiático es delineado de un modo un poco diferente a como lo hacen los mapas modernos, mostrando una masa terrestre actualmente sumergida en el área que ha sido nombrada por R. Schoch como Sundaland. En las Américas no aparecen las islas del Caribe ni la Península de La Florida y en su lugar una vez más revela enormes masas terrestres que hoy estarían sumergidas.


Mapa Comparativo

En medio del Atlántico Norte se ve un pequeño continente que se asemeja a la descripción del filósofo griego Platón de la Atlántida. Se ve en el área del Pacífico una enorme isla justo por debajo de la línea ecuatorial, probablemente del tamaño del actual Madagascar. 
También está representada una masa terrestre (hoy inexistente), al sur de lo que es hoy Japón, precisamente donde se encuentra la estructura sumergida de Yonaguni

Las investigaciones arqueológicas submarinas realizadas en Okinawa por M. Kimura han contribuido a la hipótesis de que la antigua civilización de Mu habitó ese lugar, hoy sumergido.

Otro enigma del mapa es la línea blanca tallada: de un lado de la piedra, la línea pasa precisamente por La Maná, el lugar donde fue encontrada la “La piedra del mapa del mundo”, y en ese mismo punto hay una incrustación circular.



Mapa con incrustación en Maná

Del otro lado de la roca, hay una incrustación en la zona que podría tratarse de Sumer, la primera civilización de la que se tienen registros. De hecho, la incrustación que realizaron es en realidad la representación de un “ojo” (como el que “todo lo ve”).



Mapa con ojo incrustado

Cabe remarcar que se han encontrado objetos con signos cuneiformes sumerios en el Altiplano Andino, cerca de Tiahuanaco, Bolivia, y objetos de arte de origen sumerio en la Cueva de los Tayos, en Ecuador mismo.




2. La representación de una pirámide de tres lados con un “ojo” en la cima, símbolo espiritual sánscrito de la visión psíquica y representado en todas las culturas antigüas como el “Ojo que todo lo ve”, una variación del Tercer Ojo.



Pirámide

Llamativamente, la pirámide tiene los mismos 13 niveles y el mismo “Ojo que todo lo ve” del billete de un dólar.


Pirámide y “Ojo que todo lo ve”

En su base posee incrustaciones en oro representando la constelación de Orión, además de una serie de glifos arcaicos, que Kurt Shildmann, presidente de la Sociedad Lingüística de Alemania, lo denominó como “Pre-Sánscrito”, similar al Sánscrito pero anterior, lenguaje que hasta ese momento era considerado el más antiguo. Shildmann dijo poder traducir dicho texto como: “El Hijo del Creador proviene de aquí”.



Cinturón de Orión en la base de la pirámide

Al no haber registros sobre la existencia de pirámides lisas, como las egipcias, en América (sólo hay escalonadas), se la considera como una representación de la Gran Pirámide de Gizeh, ubicada a miles de kilómetros de distancia de La Maná.

La pirámide también es fluorescente como el resto de los objetos encontrados, tanto sus líneas blancas como, y sobretodo, el “Ojo que todo lo ve”, con incrustaciones de color celeste y amarillo.


Pirámide

Es interesante el hecho de que este artefacto hallado en Ecuador presente el símbolo del Tercer Ojo y la fachada original completa, cuando las piedras de revestimiento ya no existen, así como tampoco su cúpula.



3. Un conjunto de placas de piedra labradas con un complejo diseño geométrico basado en círculos.



Placas octogonales

Los círculos, (“mandala” en sánscrito), son un símbolo sagrado utilizado durante la meditación. Una de estas piedras tiene incrustados siete círculos concéntricos, otra tiene tanto círculos concéntricos como excéntricos, y otra posee una espiral en azul fluorescente, y un círculo exterior en rojo-naranja a la luz del día y de un blanco brillante bajo la luz ultravioleta.

El diseño en espiral es, aún hoy en día, un símbolo del viaje interior de la meditación y también es usado con efectos hipnóticos. Los discos muestran una región de cero magnético en su centro que ha sido comprobada consistentemente, haciendo que cualquier imán colocado sobre el centro del disco como un péndulo, gire en el mismo sentido de las líneas incisas.



4. La representación de una cobra



Cobra

Para los que se preguntan que tiene de extraño encontrar la representación de una cobra, la respuesta, y de ahí lo asombroso, es que se trata de una serpiente que en la actualidad habita únicamente en Asia y en África.

La kundalini (“serpiente” en sánscrito) se utiliza para representar el flujo de energía “prana”, presente en el cuerpo humano. Se puede estimular para elevar la conciencia a través del sistema natural de chakras (“rueda” en sánscrito), una alineación de siete centros vibratorios y rotatorios del cuerpo.



Anverso Cobra

En este sentido es llamativo encontrar esta cobra la cual presenta un diseño de siete líneas ventrales a cada lado de su cuello, acaso a modo de representación de los siete chakras.



5. Dos figurillas de piedra sobre una placa con puntos incrustados, que forman constelaciones fluorescentes.



Los “observadores de estrellas”

Los “observadores de estrellas” están inclinados hacia atrás, como observando el cielo nocturno, cuyas constelaciones se plasman en las incrustaciones de la placa. Estas enigmáticas figuras llevan abultados trajes, que junto a sus enormes ojos ovalados fluorescen junto con las constelaciones bajo los rayos ultravioleta.

Las constelaciones representadas en la base no se corresponden exactamente con las observaciones actuales, lo que habla de su gran antigüedad. Aun así se pueden identificar fácilmente como una representación del área del cielo nocturno alrededor de Orión, el cazador. 
También está representada la estrella solitaria de Aldebarán, Las Pléyades o siete hermanas y Castor y Pollux de los Gemelos y Proción. La base es un reflejo simbólico terrestre del cielo nocturno con el cual las dos figuras de pie están transpuestas.



6. Un juego de copas de piedra con incrustaciones fluorescentes.


Juego de tazas

La perfección geometría de las copas, hechas en jade, sugiere el uso de avanzadas técnicas tardías para rotar la piedra mientras era cortada. Una de las copas resalta por su tamaño y por el diseño de puntos incrustados que representan el mismo grupo de constelaciones señalado en la pieza de los “observadores de estrellas”.

La copa grande de piedra también tiene incisos doce puntos fluorescentes azules alrededor de su pie, un conjunto de doce puntos naranja más grandes alrededor de la base y del fondo en el interior de la copa. 

Cada una de las doce copas pequeñas tiene un punto inciso y un numeral en el exterior y el contenido de líquido total de las copas pequeñas llena exactamente el volumen del recipiente mayor. 
La numeración de las copas pequeñas, de 1 a 12 está asociada con el zodiaco y los cálculos calendáricos de los ciclos de precesión terrestres.

Los numerales de La Maná se asemejan a los de la cultura maya cuyos complejos cálculos astronómicos se preservan en sus veinte calendarios sagrados.

Números


Observaciones

El diseño, tecnología y acabado de estos increibles objetos imposibilita su categorización dentro de cualquier cultura conocida en Suramérica. 

Más allá de la semejanza numérica con la cultura maya, el simbolismo presente en las formas y en los diseños y escritura incrustados en los artefactos de La Maná se relaciona más con aquellos de la cultura sánscrita más conocida en los contextos del sureste asiático. 
El nombre mismo del lugar, “Maná”, provendría del sánscrito y se traduciría como “La Mente” o “El Cuerpo Mental”.

No existe una explicación razonable, dentro del paradigma vigente, para estos artefactos con características tecnológicas tan avanzadas como su tallado, efectos magnéticos de punto cero y líneas fluorescentes. La existencia misma de estos objetos desafía todas las convicciones sobre los conocimientos y las capacidades tecnológicas de las civilizaciones antigüas, evidenciando una falla abismal en lo establecido por la teoría de la evolución de la humanidad.

Estas piezas, inscritas en un lenguaje pre-sánscrito, con representaciones de animales y objetos oriundos de regiones muy distantes de donde fueron halladas, nutren la idea de una cultura madre que pobló en un pasado remoto la Tierra, influyendo posteriormente en todas las culturas iniciales de las cuales tenemos registro.

Desde hace mucho se sospecha que el profundo conocimiento astronómico y la precisión de las observaciones de los mayas, sumerios y egipcios son la herencia legada por una avanzada civilización anterior, una cultura madre global.

Un video ilustrativo de los objetos encontrados:

https://youtu.be/ema0bB6n2zs




La Maná (0.95°S 79.18°W) se ubica a 7,470 millas de Gizeh, una distancia que es exactamente el 30.0% de la circunferencia de la Tierra. 

Los hallazgos han cuestionado su categorización dentro de cualquier cultura conocida en Suramérica, mostrando una iconografía congruente con las tradiciones sánscritas, foráneas a la región. 

El nombre mismo del lugar es de por sí antiguo, probablemente un remanente de los antiguos habitantes sánscritos para quienes la palabra "maná" significaba "mente" o "cuerpo mental".

El significado de este nombre puede aclararse al tiempo que los artefactos revelan su cifrada geometría psicoacústica. 

Lo más sorprendente son las representaciones de la Gran Pirámide de Gizeh, una cobra rey (una serpiente que se sabe que sólo existe en el sureste de Asia) y un mapa tallado del globo con los continentes actuales y otras zonas ahora sumergidas. 

Aspectos tecnológicos avanzados están presentes en la talla, incluyendo efectos magnéticos de punto cero y líneas incrustadas que fluorescen bajo luz ultravioleta. Los artefactos desafían cualquier explicación simple, mostrando que las capacidades tecnológicas del hombre antiguo estaban miles de años por delante de aquellas del hombre industrial.

El artefacto más desconcertante del grupo es una representación de una pirámide (arriba) con 13 divisiones horizontales o escalones, 3 lados sobre la cara triangular incisa y 1 ojo símbolo. 

El único ojo fluorescente tallado e incrustado es un símbolo espiritual sánscrito de la visión psíquica: el tercer ojo. 
Al no haber verdaderas pirámides conocidas en América, sólo una multitud de pirámides escalonadas, ésta debe ser considerada como una representación de la Gran Pirámide de Gizeh, ubicada a miles de kilómetros de La Maná. 

Es interesante el hecho de que este artefacto ecuatoriano registre el símbolo del tercer ojo de la fachada original cuyas piedras de revestimiento ya no existen. 

En el lado anterior del artefacto triangular aparece una inscripción dorada de la constelación del cinturón de Orión y una serie de glifos sánscritos arcaicos aún sin interpretar.

La Maná, actual Ecuador

-http://reydekish.com/

martes, 18 de agosto de 2015

Canabis/Marihuana, planta ancestral espiritual y medicinal



NEUROLOGÍA

“Sabe a fresa”, así se prueban derivados de la marihuana contra la epilepsia infantil

Un principio activo extraído del cannabis reduce el número de ataques en niños que no responden a otros fármacos



Foto: El invernadero de marihuana de GW Pharmaceuticals / GW


En un lugar secreto de Inglaterra hay un descomunal invernadero con decenas de miles de plantas de marihuana cultivadas con el mayor de los cuidados. Sus semillas han sido seleccionadas durante años hasta dar con las variedades perfectas. 

Se cosecha cada tres semanas. Después de triturarlas y calentarlas, expertos vestidos con batas blancas extraen de las plantas un concentrado pegajoso y oscuro parecido al caramelo. Una vez procesado, embotellado y etiquetado, el producto final acaba en varios países europeos, entre ellos España.

El invernadero en cuestión es la mayor plantación legal de marihuana de Reino Unido. Su propietario es la empresa británica GW Pharmaceuticals, la compañía más avanzada en el desarrollo de compuestos del cannabis para tratar varias enfermedades. Fundada hace 17 años, la compañía ha perfeccionando sus cultivos hasta lograr que todas y cada una de sus plantas tengan las mismas concentraciones de los productos bioquímicos de interés, una estandarización esencial para transformarlas en un fármaco.

Desde hace unos meses, 25 niños españoles con un tipo de epilepsia que no responde bien a los fármacos convencionales están probando uno de esos compuestos químicos dentro de uno de los ensayos clínicos más prometedores de sustancias relacionadas con la marihuana. 

El ensayo sigue abierto a nuevos pacientes en varios países hasta que consiga reclutar a 150 participantes. Todos tienen síndrome de Dravet, una forma rara de epilepsia que suele aparecer en torno a los seis meses de edad, produce unos ataques más largos de lo normal y un periódico daño cerebral que puede llegar a ser fatal en los casos más extremos.


Se trata de pacientes que tienen “muchas necesidades”, explica Rocío Sánchez-Carpintero, de la Clínica Universidad de Navarra y coordinadora del ensayo clínico en España. “No es solo debido a las crisis epilépticas, sino también por daños en el desarrollo cognitivo, problemas de escolarización y motores”, resalta esta neuropediatra, que dirige la única unidad hospitalaria especializada en este síndrome que hay en España. Once de sus pacientes con Dravet participan en el ensayo clínico de fase III en el que se mide la eficacia de un fármaco y suele ser la última antes de que se solicite su aprobación en caso de éxito.

El Dravet es además una enfermedad sin cura. “En general, el 70% de los casos de epilepsia se controlan con los fármacos existentes”, explica Antonio Gil-Nagel, neurólogo del Hospital Ruber Internacional. “Con el Dravet, el 90% de los pacientes no responde a esos mismos fármacos”, resalta.
Sirope

El compuesto en cuestión es el CBD, o cannabidiol, una sustancia sin efectos psicoactivos que, junto al THC, es una de las más exploradas por sus usos terapéuticos. Ensayos anteriores han demostrado que el CBD reduce a la mitad el número de ataques en más o menos la mitad de los pacientes que lo prueban. 

“Ha llegado a haber un 16% de pacientes en los que no se registra ni una sola crisis”, explicaba la semana pasada Colin Stott, responsable de I+D de GW Pharmaceuticals, durante un Curso de Verano organizado por la Universidad Complutense de Madrid. 
En estos ensayos también se están midiendo otros indicadores de la actividad del CBD, como la mejora en la memoria, la concentración o el lenguaje de los niños, donde ha habido casos puntuales sorprendentes, como el de un chaval que no hablaba antes del ensayo y cuyo habla regresó de forma “explosiva” tras participar en él, dijo Stott. La empresa colabora con 29 universidades de varios países y España, dijo, es uno de los “grandes en la investigación de compuestos cannabinoides”.

Como en otros casos, fueron los padres de niños con estas epilepsias los que comenzaron a presionar a las autoridades para que se pusieran en marcha ensayos clínicos con CBD, de cuya efectividad solo existían pruebas no contrastadas clínicamente.

 En su desesperación porque ningún fármaco parece detener o aliviar los ataques, algunos padres recurren al uso de preparados artesanales de marihuana, por ejemplo, en aceite. “Nosotros nunca recomendamos su uso y les decimos que por ese camino no podemos ayudarles, aunque sí les pedimos que sigan viniendo a la consulta e informándonos de la evolución”, explica Gil-Nagel.

La empresa británica ha seleccionado plantas con alto contenido en CBD y muy poco THC. Después purifica un extracto que solo contiene el primer compuesto y lo convierte en una especie de sirope al que añade sabor a fresa. Los resultados del ensayo clínico pueden estar disponibles a principios del próximo año. 

El hecho de que el síndrome de Dravet esté calificado como enfermedad huérfana puede acelerar el proceso de aprobación del fármaco, llamado Epidiolex. El CBD está mostrando resultados aún mejores en ensayos clínicos contra el síndrome de Lennox-Gastaut, otra forma de epilepsia infantil resistente a los fármacos convencionales.
 “Esta sustancia está mostrando efectividad mayor, en hasta el 60% de los pacientes, y esto es importante porque se trata de una epilepsia refractaria en la que los niños llegan a tener hasta 100 ataques epilépticos diarios”, explica Julián Lara, pediatra del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, también involucrado en los ensayos.

Más adelante, podrían llegar aplicaciones para enfermedades que afectan a millones de personas. “Siempre que la gente piensa en marihuana piensa en colocones”, lamentaba ante su audiencia Stott, “pero hay otros 99 compuestos” que no colocan y que pueden tener interés médico, resaltaba. Por ahora, su empresa investiga cinco de ellos. Una de las aplicaciones más llamativas es en la esquizofrenia. Hasta ahora se pensaba que la marihuana era dañina para los esquizofrénicos, pues el THC puede potenciar la psicosis, pero los ensayos están mostrando que el CBD tiene el efecto opuesto y parece reducir los ataques. La empresa también explora aplicaciones contra la diabetes y el glioma, entre otras dolencias.

http://elpais.com/elpais/2015/07/29/ciencia/1438183954_224346.html

______________________________


Lo que la marihuana puede hacer por su salud

Varios grupos de investigación exploran nuevos usos de compuestos del cannabis contra el cáncer, la epilepsia y otras dolencias.



Foto: Una mujer trabaja en un invernadero de marihuana para uso médico en Israel. / MENAHEM KAHANA (AFP)


Miles de años después de las primeras referencias históricas del consumo de marihuana, el potencial médico del cannabis sigue estando por explotar. Se debe a la falta de conocimiento básico. Hace solo 25 años que se descubrió el sistema endocannabinoide, una extensa red de comunicación entre neuronas y otras células del sistema nervioso central y otros órganos cuyo funcionamiento es modulado por los principales compuestos activos del cannabis. El propio organismo genera variantes endógenas de esas sustancias para regular funciones cerebrales fundamentales como la conducta, la memoria y el dolor. Ahora, el reto es convertir los cannabinoides en fármacos más efectivos contra un rango cada vez más amplio de dolencias, desde los tumores más agresivos a la epilepsia.

“Por una lado tenemos una sustancia que se ha consumido durante siglos, pero cuyos efectos se han probado en muy pocos estudios clínicos con pacientes”, explica Manuel Guzmán, que dirige un grupo de investigación sobre cannabinoides en la Universidad Complutense de Madrid. Por otro, dice, cada vez se tiene más conocimiento básico de sus efectos gracias a los estudios con animales y células humanas.

En uno de esos estudios, Guzmán y otros autores demostraron que los cannabinoides como el THC, el principal responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana, reduce el crecimiento de los glioblastomas, un tumor de cerebro muy agresivo y difícil de tratar. “Hay muy buenas evidencias de que el cannabis puede eliminar el cáncer en células humanas y ratones, pero las pruebas sólidas de que lo hace en personas son aún muy pocas”, reconoce.

Su equipo colabora en un ensayo clínico que está probando en Reino Unido la eficacia de Sativex, un fármaco que contiene los dos principales compuestos del cannabis (THC y cannabidiol, o CBD), para pacientes cuyos tumores han resurgido tras la cirugía. El fármaco se administra junto a la quimioterapia convencional. “En unos meses”, explica Guzmán, su equipo espera comenzar el primer ensayo clínico en España para probar la efectividad conjunta como tratamiento de primera línea en pacientes con glioblastoma.

Según Guzmán, que preside la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides, “estamos viviendo un boom” en la investigación en usos novedosos de los cannabinoides. Han sido impulsados en parte por experiencias personales de pacientes o familiares con el uso de marihuana para aliviar sus síntomas. La aplicación más llamativa es el CBD para reducir el número de ataques epilépticos en niños con síndrome de Dravet. Su efectividad ya se está probando en ensayos clínicos. En sus orígenes, los tratamientos ya aprobados de estos compuestos contra los espasmos de la esclerosis múltiple o el dolor y las náuseas en el cáncer también tuvieron su origen en evidencias “anecdóticas” registradas en enfermos que usaban marihuana.

“Los receptores de THC son de los más abundantes en el cerebro, más que los de dopamina o serotonina, por eso tienen un gran potencial para conseguir nuevos fármacos”, explica Rafael Maldonado, investigador del laboratorio de neurofarmacología de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Una de las barreras para transformar la marihuana en medicamento son sus efectos psicoactivos. Su equipo ha conseguido por primera vez disociar los efectos terapéuticos del THC de los alucinógenos. El objetivo de esta investigación, realizada en ratones y recién publicada en PLoS Biology, es buscar fármacos contra el dolor que no provoquen pérdida de memoria o alteraciones en la conducta.





               Alzhéimer

El trabajo describe un péptido (una proteína de pequeño tamaño) que, administrado a los roedores, bloquea gran parte de los efectos “indeseables” de la marihuana conservando sus otras funciones analgésicas. “Por ahora, todo hace pensar que ese mismo compuesto sería inocuo en humanos”, señala. Su equipo forma parte del consorcio europeo Neuropain, dotado con seis millones de euros en parte para buscar nuevas aplicaciones de los cannabinoides contra el dolor neuropático, que surge tras la alteración de nervios por el cáncer u otras patologías y que no responden bien a los analgésicos. El referente más común, explica Maldonado, son los casos en los que un miembro amputado sigue doliendo.

La marihuana sigue siendo un pozo sin fondo para la investigación biomédica, tanto que muchos científicos ya ni piensan en ella. Se cree que hay entre 60 y 90 cannabinoides, muchos de ellos aún sin explorar y que deberían ser incluidos en “quimiotecas” para su estudio. “Hemos sobrepasado a la marihuana, hoy el campo de investigación es infinitamente más amplio y debería dejar de ser vinculado con esta”, explica Javier Fernández-Ruiz, catedrático de bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas.

Los cannabinoides pueden ser un buen aliado en la guerra contra el alzhéimer o el párkinson, las “enfermedades típicas del siglo XXI” debido a la longevidad cada vez mayor de la población, explica Fernández-Ruiz. El paso del tiempo hace que el cerebro pierda neuronas y que gran parte no se repongan. Esto se debe a múltiples factores como la oxidación o la falta de riego vascular. “Los cannabinoides parecen ser capaces de corregir varios de estos problemas a la vez”, explica Fernández-Ruiz. Su próximo proyecto es un estudio en perros que sufren una enfermedad parecida a la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) para probar el efecto del THC y el CBD.

Todos los expertos consultados piden mucha cautela ante estas líneas de investigación. “Estoy seguro que en el futuro habrá un medicamento contra tumores cerebrales basado en cannabinoides, pero los pacientes actuales no se podrán beneficiar de ellos”, advierte Fernández-Ruiz.

_____

                 Usos legales en España

El único fármaco basado en compuestos de la marihuana aprobado en España es el Sativex contra la espasticidad (contracción permanente de ciertos músculos) en pacientes de esclerosis múltiple, explica Javier Fernández-Ruiz, ex-presidente de la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides. El fármaco lo elabora GW Pharmaceuticals, una compañía británica que abandera el uso farmacológico de estos compuestos. 

El fármaco, un spray bucal, también puede ser usado como tratamiento compasivo contra el dolor y las náuseas asociados a la quimioterapia. Para ello el médico debe pedir un permiso a la Agencia Española del Medicamento. 

“Con mucha frecuencia los pacientes nos preguntan por esto”, ya que “es algo que se puede hacer y a veces los oncólogos no lo saben”, explica Fernández-Ruiz. El Sativex es "muy similar" al aceite de cannabis "casero", explica Manuel Guzmán. El problema de usar esta segunda sustancia en investigación es que cada planta tiene una composición de THC o CBD diferente y por tanto es difícil o imposible de usar en estudios científicos. 

El medicamento, en cambio, tiene un grado de pureza estandarizado y siempre lleva la misma proporción entre THC y CBD, entre otras características que permiten su uso farmacológico. 
Este experto opina que estos dos compuestos van a monopolizar la búsqueda de nuevos tratamientos en el corto plazo. "Espero que en cinco años haya nuevas aplicaiones para ellos, más adelante, es posible que se le sumen otros compuestos", explica.

http://elpais.com/elpais/2015/07/15/ciencia/1436976665_397370.html

________________________________




                  Una planta con historia


El cannabis se utiliza para muchos fines desde hace milenios: desde curar heridas hasta fabricar telas. 
En el siglo XV llegó a Europa desde Asia, en donde se la usaba para tratar las inflamaciones de la piel. 

En la cultura de los budas tibetanos, el cannabis es la planta más sagrada.


Los médicos aprueban su uso
Una encuesta nacional realizada en Estados Unidos en 2008 comprobó que el 50% de los médicos aprueban el uso de la marihuana medicinal. Muchos países tienen una ley al respecto, pero la de Canadá es un ejemplo: permite su uso en una amplia gama de dolores severos, y para aliviar terribles síntomas, al final de la vida.


Evidencia científica le dice sí
En 2002, un mega análisis sobre decenas de investigaciones acerca de la marihuana medicinal, determinó que sí es efectiva para tratar el dolor agudo, dolores vinculados a afecciones del sistema nervioso, la migraña y el glaucoma. Un estudio de Oregon comprobó que el 90% de los pacientes la consumen para aliviar fuertes dolores crónicos.


Gran potencia terapéutica
El cannabis posee cientos de componentes terapéuticos. Y al menos 66 de ellos tienen "cannabinoides", que son las sustancias base para el uso de la marihuana medicinal. Los "cannabinoides" sirven como estimulantes del apetito, antiespasmódicos y poderosos analgésicos.


Ayuda en síntomas del VIH/Sida
Dos estudios, uno de la Universidad de Columbia de 2007 y otro de la Universidad de Columbia de 2008 concluyeron que consumir marihuana era algo positivo para los pacientes con VIH/Sida. Especialmente para aquéllos con dolores neuropáticos, asociados a la pérdida del sistema sensitivo, y para recuperar el apetito.


Hay una píldora de marihuana
Se llama Marinol y está disponible sólo con receta médica. Contiene una forma sintética del THC, la sustancia psicoactiva de la marihuana, y se suele prescribir para tratar náuseas y vómitos asociados al cáncer y para tratar la pérdida del apetito en pacientes con VIH/Sida


La controversial "yerba" se utiliza con fines terapéuticos desde hace más de 4,000 años. Y, aunque la evidencia científica indica que es útil para aliviar síntomas de decenas de enfermedades.


Aval del Gobierno de Estados Unidos
Sin embargo, el Gobierno le dio su bendición al cannabis por primera vez financiando una investigación en la Universidad de Arizona para comprobar si es útil en el tratamiento del estrés post traumático que sufren los veteranos de guerra.


Una planta multifacética
La marihuana o cannabis se refiere a múltiples preparaciones de la planta cannabis, que se puede usar con propósitos medicinales. De acuerdo con las Naciones Unidas, se trata de planta ilícita de más amplio uso a nivel mundial.
http://salud.univision.com/es/
____________________________________________


                      Cannabis sativa




Cannabis sativa (cáñamo o marihuana) es una especie herbácea de la familia Cannabaceae, con propiedades psicoactivas. Es una planta anual originaria de las cordilleras del Himalaya, Asia.
 Los seres humanos han cultivado esta planta en el transcurso de la historia como fuente de fibra textil, aceite de semillas y alimento (generalmente, con variedades de bajo contenido en THC, llamadas cáñamo). 

Se ha utilizado durante miles de años como planta medicinal —con registros escritos que datan de 2737 a.C. —, como psicotrópico y como una herramienta de carácter espiritual. 

Su fibra tiene usos variados, incluyendo la manufactura de vestimenta, cuerdas, textiles industriales y papel. 
El aceite de sus semillas se puede usar como combustible y en la preparación de alimento del ganado.

«Marihuana» es un término genérico empleado para denominar a los cogollos de esta planta, que son sus flores femeninas; y al hachís (su resina), extraído del procesamiento de los tricomas glandulares, mayoritariamente asociados a las flores femeninas, que sintetizan y acumulan altos contenidos de cannabinoides.

Debido a sus propiedades psicoactivas, es una de las pocas plantas cuyo cultivo se ha prohibido o restringido en muchos países.


Farmacología


Semillas de cáñamo.

Aunque la principal substancia psicoactiva del cannabis es el Δ9-tetrahidrocannabinol (THC), la planta contiene en total cerca de 60 cannabinoides (entre éstos: cannabidiol (CBD), cannabinol (CBN), cannabigerol, cannabicromeno, cannabiciclol), siendo el THC y el CBD los mayoritariamente acumulados, aunque este último sin efectos psicoactivos.

El cannabis es empleado, en su forma natural, para el tratamiento del glaucoma, asma, cáncer, migraña, insomnio, náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia anticancerosa, esclerosis múltiple, molestias ocasionadas por neuropatías periféricas y demás padecimientos neuromusculares.

 El THC también se obtiene de forma sintética para uso como fármaco, llamado dronabinol en forma pura o Sativex que es un preparado de THC y CBD. 
Otros canabinoles principales son el CBD o cannabidiol (narcótico) y el CBN, que es un producto intermedio del metabolismo de degradación de THC. 

La concentración así como la proporción existente entre THC/CBD determinan la manera en que cada planta influye sobre cada persona y su estado sanitario.

El cannabis estimula la vía dopaminérgica, que es un sistema de recompensas en el cerebro, desde el área ventral tegmental al núcleo accumbens.


El cannabis silvestre contiene habitualmente entre 0,5 a 5% de THC dependiendo de los diferentes tipos de cultivo, que van desde el cultivo natural o en huerta, pasando por el cultivo en macetas (luz natural o artificial) hasta el cultivo hidropónico o aeropónico. Las variedades desarrolladas por los bancos de semillas tienen un nivel de THC más alto, llegando a alcanzar concentraciones de hasta un 24% de THC.


El contenido en THC depende de la genética de la planta y de las condiciones ambientales en las que se desarrolla, siendo los polihíbridos que se comercializan los que alcanzan mayores concentraciones de canabinoles. Las plantas hembras que no son polinizadas se les llama comúnmente “marihuana sin semilla”. Éstas son las que contienen la mayor cantidad de THC, debido a que la no polinización produce un estrés en la planta, lo que hace que aumente la cantidad de THC. Por otro lado, los machos normalmente son desechados del cultivo, salvo para poder polinizar y hacer semillas, pero las plantas polinizadas aportarán sobre todo semillas, en detrimento de la resina psicoactiva.




                                             Historia


Se ha demostrado que el uso del cannabis, al menos como fibra, se remonta por lo menos a hace unos 10.000 años en Taiwán. Má (pronunciación pinyin), la expresión china para el cáñamo, es un pictograma de dos plantas bajo un acantilado.

El cannabis es originario de Asia central y del sur.
 Existen evidencias de inhalación de humo del cannabis que datan del tercer milenio AC, tal y como indicarían las semillas de cannabis carbonizadas encontradas en el interior de un brasero ritual en un antiguo cementerio de la actual Rumania.

 También se sabe que el cannabis fue utilizado por los antiguos hindúes y sijs Nihang de la India y de Nepal durante miles de años.

La hierba era llamada ganjika en sánscrito (ganja, en idiomas modernos de la India).

El soma de drogas antiguas mencionado en los Vedas se asocia a veces con el cannabis.

El pueblo asirio también tenía conocimiento del cannabis y de sus propiedades psicoactivas. Bajo el nombre de “qunubu” (nombre que probablemente dio origen al posterior cannabis) lo utilizaban dentro de las ceremonias religiosas. 

El cannabis fue introducido al pueblo ario por los escitios y los tracios/dacios, cuyos chamanes (llamados kapnobatai, “los que caminan sobre el humo/las nubes”) quemaban flores de la planta para inducir estados de trance.

 En el noroeste de la Región Autónoma de Uigur en Xinjiang, en China, se encontró en 2003 una canasta de cuero llena de fragmentos de hoja y semillas de cannabis al lado de un chamán momificado, de unos 2500 a 2800 años de antigüedad.



Cannabis sativa de Vienna Dioscurides, 512 d.C.

Los cannabis tienen un antiguo historial en rituales religiosos en todo el mundo. Arqueólogos en Pazyryk descubrieron semillas de cáñamo que sugieren antiguas prácticas ceremoniales tales como la ingesta de estas por los pueblos escitas durante el siglo V y II a. C., lo que confirma anteriores informes históricos de Heródoto.

 Un escritor ha afirmado que los antiguos judíos y cristianos utilizaban el cannabis como sacramento religioso, debido a la similitud entre la palabra hebrea qannabbos ("cannabis") y la frase en hebreo Bosem qené ("caña aromática"), que era utilizada por los musulmanes en varias órdenes sufíes desde el periodo mameluco como, por ejemplo, los qalandars.

Un estudio publicado en la South African Journal of Science reveló que "pipas desenterradas de la casa de Shakespeare en Stratford-upon-Avon contenían restos de cannabis".
El análisis químico se llevó a cabo después de que investigadores plantearan la hipótesis de que la "conocida hierba" (noted weed) mencionada en su Soneto nº 76, y el "viaje en mi cabeza" (journey in my head) del Soneto nº 27 podrían hacer referencia al cannabis y a su uso.

El uso de cannabis comenzó a penalizarse en varios países al inicio del siglo XX


En 1911 se prohibió en Sudáfrica, en 1913 en Jamaica (por aquel entonces aún colonia inglesa), y en la década de 1920, en el Reino Unido y en Nueva Zelanda. 
Canadá hizo ilegal el uso de la marihuana en su Ley del Opio y Drogas de 1923, antes de que se hubiese reportado consumo alguno de la planta en dicho país. 

En 1925, en una conferencia en La Haya sobre la Convención Internacional del Opio, se llegó al compromiso de prohibir la exportación del “cáñamo de la India” a países que tuvieran prohibido su uso, y a exigir a los países importadores que emitiesen certificados que aprobasen el ingreso de dichas hierbas, con indicación de que se requerían “exclusivamente para fines médicos o científicos”. 

También se exigió a los participantes que ejerciesen “un control efectivo de tal forma que impidan el tráfico internacional ilícito de cáñamo hindú, especialmente en resina”.



         Museo de la marihuana en Amsterdam

En los Estados Unidos las primeras restricciones a la venta de cannabis se realizaron en 1906, en el Distrito de Columbia.
 En 1937, se aprobó la Ley de Acto Fiscal de la Marihuana, por la que se prohibía la producción de cáñamo además de la marihuana. 
Las razones por las que también se incluyó el cáñamo se cuestionaron; la oficina federal de Agentes de Narcóticos informó que los campos de cultivo de cáñamo también se utilizaban como fuente para los distribuidores de marihuana. 
Sin embargo, otros autores han afirmado que se incluyó con el fin de destruir la incipiente industria del cáñamo, en gran medida con el esfuerzo de los empresarios Andrew Mellon, William Randolph Hearst y la familia DuPont.

 Con la invención de la descortezadora, el cáñamo se había convertido en un sustituto muy barato para la pasta de papel que se utiliza en la industria periodística.
 Hearst consideraba que el cáñamo era una amenaza para sus explotaciones de madera. Mellon, secretario del Tesoro de los Estados Unidos y en ese entonces el hombre más rico de ese país, había invertido grandes cantidades de dinero en la nueva fibra sintética y el nylon de la familia DuPont, que también estaba siendo superado en competencia por el cáñamo.


El uso antiguo del cannabis para fines sexuales se propició en una tradición hindú-budista conocida como Tantra. Quienes practican el sexo tántrico consideran que el cuerpo contiene sistemas de energía que constan de los nervios, el corazón y los elementos espirituales que están vinculados a las energías cósmicas y basadas ​​en la naturaleza. 

Hombres y mujeres tienen diferentes tipos de energía y el sexo une estas energías, la creación de “circuitos” permiten encontrar nuevos niveles de intimidad. 
La unión tántrica de las energías masculinas y femeninas (sexo) está pensada para equilibrar la energía del cosmos. Estos rituales tántricos de cannabis se remontan por lo menos al 700 D. C.
https://es.wikipedia.org/
____________
Editedbyjá